Tómate un trago y méteme ese rabo que tienes ahí

7:27 min - 18/08/2016 - 110.128 visitas
Apagar la luz
Tómate un trago y méteme ese rabo que tienes ahí Se lo llevó a casa, le invitó a un trago y se echó en el sofá con una erección de caballo bajo el pantalón, a ver si se daba por aludido. El otro lo abordó tímido al principio, así como en rollo sensual, como enamorados, pero su amante quería desabrocharle la bragueta cuanto antes y que se la metiera bien duro. Al final le sacó la polla y él mismo le exprimió toda la leche, porque le encanta sentirla caer sobre su ombligo.
Publicidad