Hace que el guarro de su jefe se pegue una buena corrida

05:10 min - 06/10/2019 - 9.133 visitas
Apagar la luz
Hace que el guarro de su jefe se pegue una buena corrida Y luego él se pega otra corrida por supuesto. El despacho del jefe es grande y ya hacía días que tonteaban, así que ya era hora de que se echaran un buen polvo. En el sofá que hay en el despachó el jefe se tumbó y se abrió bien de piernas para que con su pollón le penetrase el culo hasta hacerlo correrse, luego él se la cascó un poco más para descargar su corrida encima de sus abdominales.
Publicidad